Cultura emprendedora

Comentarios

1 comment posted
Lo de la cultura emprendedora

     Alfonso, lo que dices es acertado, pero yo no sé si va a ser tan grave. Habría que preguntarse si la Educación para la Ciudadanía ha tenido alguna repercusión educativa entre los alumnos, y, como calculo que no (pues entre los alumnos no suele tener gran repercusión nada de lo que se haga con intención educativa, al menos en este país), pues seguramente tampoco lo de la "cultura emprendedora" dejará gran poso.

     Comentaba el otro día el director de mi colegio, en un acceso de sinceridad que se le escapó, supongo, (normalmente su discurso es que tenemos un buen alumnado), que el rendimiento que se recoge tras las clases, en el momento de la evaluación por ejemplo, es muy poco, en relación con todo lo que se ha hecho y se ha querido hacer. Así lo observo yo, en el colegio donde estoy, y en el anterior donde estuve 16 años.

     También hay que tener en cuenta cómo se dan, esas asignaturas. Decía Milani que no hay que considerar cómo hay que hacer, para dar clase, sino cómo hay que ser; no le faltaba razón. Entonces, lo mismo antes para la Ciudadanía, que ahora para el Emprendimiento, si lo vamos a hacer con un profesorado que no lleva en la sangre, ni la ciudadanía, ni el emprendimiento, ni vale para ello ni creerá nunca en ello, pues es de imaginar el resultado que se obtendrá. (Si es que a alguien le importan los resultados; pues de eso hay también mucho, de hacer como que se hace, para justificar el sueldo -o para seguir soñando ilusionado con un alumnado que te escucha y que te quiere-, y no preocuparse de evaluar con realismo; que también parece que somos, en España, alérgicos a la evaluación).

     Se parece, la cuestión, a aquello que decía no sé quién acerca del régimen de Franco, que era "una dictadura... suavizada por el sistemático incumplimiento de las leyes promulgadas". Como luego en la democracia, vaya.

     La Educación para la Ciudadanía, si te digo la verdad, siempre me ha parecido una asignatura artificiosa, como que sobra. Mäs o menos como la antigua "Formación del espíritu nacional". Pero corro gran riesgo de que se me malinterprete si lo digo así; mi visión no es tan negativa. Lo que quiero decir es que, el hecho de que haya -de que tenga que haber - una asignatura llamada así, con esos contenidos, me parece vergonzoso para la sociedad en que se implanta. Es como lo de las "casas de cultura", que se empezaron a poner en pueblos y ciudades españoles cuando la transición. No creo que en países "de nuestro entorno" existieran casas de la cultura, sería desprestigiante para ellos que se pusiera algo así; la cultura es algo que está previamente, disuelto en la sociedad; si lo tenemos que poner desde arriba, mala señal; y difícilmente se implantará. Pues con la "ciudadanía" pasa lo mismo: malo es que esa educación no la traigan ya de casa. E improbable que, con un profesorado y un alumnnado sacados de la cantera de esa misma sociedad, que ven los programas de la tele que ven -en vez de hacerle el boicot-, llegue la cosa a cosechar resultados.

    Por otra parte, también pienso que los contenidos de la Ciudadanía podría estar desparramados (no transversalmente, sino gozando de unidades didácticas específicas) en otras asignaturas. No me parece que el curriculum de Ciudadanía sea tan sólido como para constituir una asignatura por sí misma. Pienso mejor lo otro; y que esas unidades didácticas no se situasen al final del libro, claro, cuando ya nadie las da.

    Pero, bueno, la asignatura de Ciudadanía -que la he impartido- tampoco me estorbaba. Lo único, la gran disparidad de presentación y contenidos según la editorial que usases. Me recuerda, algo, a la imposibilidad que ha habido, en nuestro país, de ponerle letra al himno nacional, y de aprobarla en el congreso. 

    Y, en cuanto al emprendimiento, bueno, tengo entendido que un gran porcentaje de las patentes de inventos que se presentan en España, son presentadas por... extranjeros que viven en España. Me tengo por persona creativa y emprendedora, siempre tuve cierta simpatía -cierta, sin pasarse- por la cultura estadounidense, y tengo que decir que no me he sentido a gusto entre los españoles, por su falta de iniciativa y de originalidad. Ya sé que pasa en realidad en todas partes -la gente original no abunda nada-, pero hay contextos donde al menos se fomenta, aunque sea con mitos como "llegar de botones a director del hotel", "el hombre hecho a sí mismo" y cosas así. Mi padre era un hombre que hacía cosas, tenía amigos que eran parecidos a él: yo me crié en ese entorno; pero eran pocos amigos; tenían un dicho, basado en su experiencia con la sociedad en torno: "Descubre mundos nuevos y te cortarán los huevos". No sé, ya veremos cómo se desarrolla la cosa.

     

Posted by ADOLFO on Dom, 2013-12-01 14:53